¿Qué dice la Ley Bases sobre las jubilaciones y por qué es un ataque a las mujeres?

Las mujeres trabajamos en condiciones de alta precarización: informalidad, peores salarios, desocupación y trabajo doméstico remunerado: 9 de cada 10 mujeres logran jubilarse por la moratoria previsional. Su eliminación implica extender la edad jubilatoria de 60 a 65 años. Milei busca aprobar en el Senado una ley que no sólo beneficia a empresarios amigos, y grandes grupos económicos, sino que quita derechos al pueblo trabajador. Porque no da lo mismo, ¡este miércoles todxs a las calles!

A seis meses de asumir, el gobierno busca aprobar esta semana su primera ley. No está claro que lo logre, pero sí que esta ley sólo busca aumentar los beneficios a sus amigos empresarios y a grandes grupos económicos. Pero al mismo tiempo avanza en la quita de derechos del pueblo trabajador.

¿Cómo afecta la aprobación de la Ley bases a las jubilaciones? Entre los artículos más polémicos del dictamen que se tratará en el Senado, se encuentra la derogación de la Ley N° 27.705 (artículo 277). Es decir, los senadores que voten favorablemente esta ley estarán avalando la eliminación de la última moratoria previsional. Es una entrega de los jubilados y jubiladas, y en los hechos implica un aumento de la edad jubilatoria para las mujeres de 60 a 65 años. Veamos:

Te puede interesar: Ley Bases: cambios cosméticos en el dictamen y una entrega de las jubiladas y jubilados

¿Qué es la moratoria previsional? Se trata de un mecanismo limitado pero que permite acceder a un haber jubilatorio a trabajadoras y trabajadores que a pesar de haber trabajado toda su vida, no alcanzan a reunir los 30 años de aportes necesarios para jubilarse. Esto se debe principalmente a la alta tasa de informalidad, son patrones que contratan sin hacer los aportes jubilatorios que luego se les exigen a los trabajadores para poder jubilarse. Para acceder a la moratoria además, las personas deben estar en edad de jubilarse: 60 años las mujeres, 65 los varones. Actualmente, nueve de cada diez mujeres y siete de cada diez varones acceden a una jubilación mediante la moratoria.

Asimismo, hay una segunda variante que implica entrar en un “Plan de Pago de Deuda Previsional” destinado a trabajadores en actividad a quienes les faltan hasta 10 años para cumplir la edad jubilatoria (mujeres mayores de 50 y menores de 60 años y varones mayores de 55 y menores de 65 años) y puedan comenzar a regularizar sus aportes ya que ya saben que no alcanzarán a completarlos cuando alcancen la edad jubilatoria.

Si se elimina la moratoria, estos trabajadores y trabajadoras sólo podrán acceder a una PUAM (Pensión Universal para el Adulto Mayor), es decir, a un haber que es un 20% menor a la jubilación mínima. Jubilados y jubiladas cada vez más pobres.

La PUAM además no genera derecho a la pensión por viudez, al margen de los años efectivamente aportados, y la persona debe demostrar que se encuentra en situación de vulnerabilidad social. El valor de la PUAM en junio será de $165.544,88 (sin bono). Los senadores que se predisponen a votar este brutal ajuste se aumentaron el sueldo a $8 millones.

Te puede interesar: Christian Castillo: “Es una crueldad que los jubilados y jubiladas siempre sean la variable de ajuste de los gobiernos”

Las mujeres, las más afectadas: el empleo femenino sigue siendo el más precarizado: informalidad, peores salarios por igual tarea, desocupación que aumenta bajo situaciones de crisis económica y trabajo doméstico no remunerado, son algunas características. Bajo estas condiciones adversas, para la mayoría de las mujeres se hace imposible cumplir con los requisitos exigidos para acceder a una jubilación, aunque sea la mínima.

Hasta el momento, con la última moratoria se jubilaron 460.000 personas: 8 de cada 10 nuevos jubilados. En su mayoría mujeres. Esto es a causa de la altísima informalidad laboral que afecta a casi 4 de cada 10 trabajadores asalariados.

Como denunció la diputada Myriam Bregman del PTS-Frente de Izquierda, la mayor parte de las mujeres se jubilan a través de una moratoria “no por gusto, sino porque existe el trabajo no registrado y las tareas en el hogar o de cuidado, no son consideradas trabajo. Milei quiere eliminar esa moratoria y que perdamos ese derecho”.

Si bien el último informe del Indec sobre pobreza (II semestre de 2023) no desagrega que pasa con la pobreza en mujeres, puede observarse que entre el 10% de la población que menos ingresos percibe, el 64% son mujeres. A su vez, los varones ganan un 25,4% más (entre ingresos laborales y no laborales) que las mujeres en el mismo período. No es de extrañar que la situación de pobreza e indigencia se agrave en los hogares que tienen jefatura femenina.

Aún bajo estas condiciones, el gobierno propone (al eliminar la moratoria) en los hechos elevar la edad mínima jubilatoria de las mujeres de 60 a 65 años (art. 228) y bajar el haber mínimo al 80 % del haber mínimo garantizado.

Te puede interesar: Myriam Bregman: ¿Hay aportes jubilatorios para una nena de nueve años?

Al FMI no le gusta la moratoria: la última moratoria previsional fue la aprobada en 2023 bajo el gobierno del Frente de Todos, en aquel momento el FMI cuestionó esta medida. Al respecto declararon que a raíz de la “imprevista” aprobación de la moratoria para acceder a una jubilación, el Gobierno deberá recortar más los subsidios energéticos, la ayuda social y la inversión pública. Bajo el gobierno de Milei sigue la sumisión al FMI, mientras cumple a rajatabla el ajuste fiscal para cumplir con el acuerdo por una deuda odiosa.

La eliminación de la moratoria y sus implicancias puede entenderse como una reforma previsional en manos del Ejecutivo, que continúa los lineamientos expresos de los organismos internacionales de achatar la pirámide de haberes y extender la edad jubilatoria.

Te puede interesar: Alerta jubilados: el FMI desaprobó la moratoria previsional y buscará segmentarla

Sobran los motivos para hacer frente a esta ley nefasta que entrega posibilidades de negocios a fondos buitres, perdones fiscales a los millonarios. Pero ataca brutalmente las conquistas del pueblo trabajador.

En sus primeros 6 meses de gobierno, Milei demostró que sigue favoreciendo las ganancias de los especuladores, de la banca privada. De las energéticas que aumentan sus ganancias con tarifazos impagables, de las alimenticias que con su poder de “mercado” han incrementado los precios de los alimentos a niveles siderales, juegan con el hambre de la gente. Los salarios y las jubilaciones siguen por el piso, al mismo tiempo que retienen alimentos con destino social. Este miércoles 12 de junio hay que movilizar masivamente para tirar abajo esta ley y todo el plan de ajuste de Milei, los grandes empresarios y el FMI.

Te puede interesar: Milei te mintió: la plata se la llevaron Techint, Molinos, Macro y la casta empresaria

Dejá tu comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *